lunes, abril 23, 2018

Están abiertas las inscripciones para las maestrías en Historia de Venezuela e Historia de las Américas, así como para el doctorado en Historia, de la Universidad Católica Andrés Bello

Don Tomás Straka nos informa: 

Es un gusto informar que ya están abiertas las inscripciones para las maestrías en Historia de Venezuela e Historia de las Américas, así como para el doctorado en Historia, de la Universidad Católica Andrés Bello, en su sede en Caracas.

En este link hallarán la información para procesarla:


Si tienen cualquier duda sobre los programas y horarios, por favor escríbannos a mí (tstraka@ucab.edu.ve), para las maestrías; y a Agustín Moreno (agmoreno@ucab.edu.ve) para el doctorado.

miércoles, abril 11, 2018

Semblanza sobre el Doctor Humberto Njaim (1940-2018), pionero de las Ciencias Políticas en Venezuela

Humberto Njaim fue mi maestro
Carlos Balladares Castillo
Publicado en El Nacional el mismo día. 

Resultado de imagen para njaimY por ello le estoy inmensamente agradecido, al igual que lo están todos los que fueron de algún modo sus discípulos y tuvieron el privilegio de aprender de su ejemplo, sus conocimientos, y el profundo amor que sentía por su familia y por Venezuela. Su vida entera estuvo dedicada a la academia, especialmente en la Universidad Central de Venezuela y desde hace más de diez años en la Universidad Metropolitana hasta su fallecimiento el pasado jueves 5 de abril en la cual era el Decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas. Haciendo un rápido recuento de algunos aspectos de su vida profesional, podemos comenzar con su entrada - al año siguiente de obtener su título de abogado en la Universidad Católica Andrés Bello (1964) - al Instituto de Estudios Políticos de la UCV el cual era dirigido por su fundador Manuel García-Pelayo. De esta forma será parte del cuerpo de profesores que crearán la Escuela de Estudios Políticos (1973), y por ello un politólogo no solo por su docencia e investigación, sino también por sus estudios en la Freie Universitat de Berlín, la Escuela John F. Kennedy de Gobierno de la Universidad de Harvard, y su doctorado en Ciencias Política de la UCV. En 1990 ejercía la dirección del Instituto de Estudios Políticos y yo cursaba mi primer año de pregrado en politología, y fue allí donde lo conocí al comenzar a trabajar como su auxiliar de investigación.

Recuerdo que al inicio de la carrera todos comenzamos a admirar a los pioneros de nuestra ciencia en Venezuela, entre ellos estaba el doctor Njaim al cual podíamos ver por los pasillos de nuestra universidad. En medio de este ambiente el Instituto solicitaba pasantes, y yo me ofrecí teniendo la suerte de trabajar con su director. En la primera entrevista me intimidó por su extrema seriedad y por el hecho que trabajaría en una mesa que quedaba diagonal a la suya. Yo hacía un trabajo clasificatorio de la prensa nacional en lo relativo al tema de su tesis doctoral: la corrupción como política pública, pero también resúmenes de algunos textos que me daba. Al revisar mis tareas era muy exigente y crítico, tanto que una vez se le salió una grosería ante un error que cometí, y me dijo: “venga acá, que le voy a enseñar cómo se hace un resumen en la universidad”. Nunca dejó de responder cualquier pregunta que le planteaba, enseñándome cómo desarrollar una fructífera labor de investigación. Desde mi puesto pude observar sus rutinas, lecturas y conversas con sus colegas. Nunca olvidaré lo disciplinado que era al tener cronometrado sus horas de trabajo sin que se distrajera por nada. Sonaba una alarma cada cierto tiempo, descansaba unos minutos dándole la espalda al escritorio y mirando por la ventana, para después seguir con igual impulso. Más adelante me daría a leer su tesis explicándome muchos aspectos, enamorándome de las políticas públicas por lo que al obtener mi título yo estudiaría un postgrado en dicha área, y nunca olvidaría una de sus principales lecciones: el vínculo inseparable entre democracia y ética.

Algo debí haber hecho bien porque a los pocos años de graduarme el Dr. Njaim me llamaría para trabajar en el Área de Reformas Políticas de la Comisión Presidencial para la Reforma del Estado (COPRE) que estaba bajo su coordinación. Allí trabajaría con el abogado Carlos Romero Mendoza y desde ese entonces siempre hemos conservado la amistad. Fueron tiempos en que mi conciencia democrática se fortalecería al estudiar sus mecanismos participativos, en especial el referendo; pero también el Dr. Njaim me enseñaría a ser un funcionario público que debe hacer un uso racional de los recursos de la nación, porque los bienes que se nos daba para realizar el trabajo del Estado era de todos y jamás podríamos darle una finalidad privada o simplemente despilfarrarlos.

En la COPRE muchas veces escuchaba los análisis de la situación política nacional que realizaban varios comisionados, y el Dr. Njaim nos transmitía un espíritu de cruzada republicana ante las amenazas autoritarias que ya se cernían sobre nuestro país. Dicho espíritu lo percibí con mucha más fuerza cuando ejerció la dirección del Centro de Estudios de Postgrado de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la UCV, donde una vez más, apenas llegué de mis estudios en el extranjero, me invitó a trabajar a su lado. Ya eran tiempos de chavismo y pude aprender de sus esfuerzos para hacer de dicha institución una organización eficiente. Tal como nos dijo una vez: “La UCV es una familia, pero también puede ser un monstruo”, como haciéndonos saber que la amamos pero que tenía un problema burocrático que la anquilosaban. Contra eso luchó con fuerza y nos hizo ser parte de esa gran misión.

Después de esa experiencia no trabajé más con él, aunque me volvería a llamar para ofrecerme la oportunidad de ser profesor en la Universidad Metropolitana, pero yo ya estaba comprometido con otros proyectos en especial en la Monteávila. He lamentado no mantener un mayor contacto, y fue por eso que hace un año aproximadamente al descubrir sus maravillosos tweets (@hnjaim), le escribí dándole las gracias por todas sus enseñanzas y que lo consideraba uno de mis maestros. Él se sintió muy halagado y me lo agradeció con cariño. Por último quiero concluir con una de sus mayores lecciones: su resiliencia, y que en parte transmite en estos dos tweets que publicó hace unos meses: ¡Qué fácil es echarse a morir porque Maduro hace lo que le da la gana o porque nos agobian los problemas! Creo que ese nos el impulso humano fundamental sino producto de la educación. Creo que por naturaleza somos luchadores. (…) Mi memoria está llena de actos de otros que en algún momento me dieron una lección perdurable. A todas ellas rindo homenaje. El homenaje ahora se lo rendimos a usted querido maestro, siempre estará en nuestra memoria animándonos a ser mejores personas construyendo una Venezuela democrática y próspera. 
Resultado de imagen para njaim

jueves, abril 05, 2018

¡Ayudemos al profesor Humberto Njaim que ha dedicado 50 años de su vida a la docencia universitaria y que hoy padece cáncer!

La imagen puede contener: 1 persona, texto
Ayúdame con el cáncer de mi papá

Les presento a mi papá Humberto Njaim, venezolano, profesor universitario de toda su vida, jubilado de la Universidad Central de Venezuela y actualmente Decano de la Facultad de Estudios Políticos y Jurídicos de la Universidad Metropolitana. Profesor por siempre y formador en el área del derecho constitucional y la política. Amante de Venezuela y de sus raíces. Desde hace más de un mes le cambió la vida a él y a nosotros de forma inesperada. Estando en el ejercicio de su trabajo, el 8 de febrero del presente año, se le practicó una endoscopia de emergencia por presentar dificultad para tragar y una disminución de peso vertiginoso desde entonces. El resultado de tan dolorosa intervención fue una lesión de esófago de tipo neuroendocrino de células grandes (muy poco común en el mundo. Con tan solo 300 casos). Hasta ahora solo localizado en el esófago, pero de características muy violentas.

A raíz de este diagnóstico y por la imposibilidad de tragar se le aplicó el primer tratamiento de radioterapia que duró 25 días, el cual se tuvo que hacer de emergencia para disminuir el tumor y permitirle comer. Posteriormente se ha recomendado que después de un mes de descanso se le aplique quimioterapia, por responder muy bien a dicho tratamiento este tipo de lesión. Hasta la fecha hemos incurrido en numerosos gastos que han agotado el seguro que como profesor universitario tiene además de recursos propios.



Actualmente mi padre ha caído en cama por los efectos de la radiación con una debilidad tremenda, al punto de perder el control de esfínteres, lo que lo ha obligado a usar pañales, ahora también una sonda y asearse en cama. Además ha tenido que ser transfundido así como inyectado con albumina humana para compensar sus niveles de desnutrición. Necesita de muchos cuidados. Adicionalmente presenta una infección la cual debe ser combatida con antibióticos potentes y es tan precaria su situación de salud que hemos recurrido a médicos paliativos a domicilio mientras esperamos que se recupere para poder atacar con los próximos tratamientos.



Por ser un tipo de enfermedad muy rara hemos evaluado consultar en Chile con un oncólogo experto en estos tumores sus perspectivas de vida así como continuar todos los tratamientos que se indiquen en nuestro país.


Nuestra situación como familia es muy delicada económicamente, ya que desde hace 3 años, mi madre Luz cayó en cama por presentar una fuerte artrosis, demencia senil, adicción a las pastillas para dormir y hace un año un ACV que le afectó el tálamo. Todo esto le ha conducido a permanecer en cama y silla de rueda, necesitando permanentemente pañales y asistencia para asearse y comer por dicho tiempo; y mi padre, además de trabajar a tiempo completo en la universidad, se ha dedicado a ser su cuidador principal junto con una persona que lo ayudaba, debido a lo cual creemos que también cayó en cama.

Por todas estas razones he decidido crear esta publicación para pedir apoyo con los tratamientos y cuidados de mi padre que cada vez serán mayores como también los de mi madre que permanece paralizada en cama y ahora sin la ayuda de mi padre. Cualquier donación o ayuda para difundir este caso será muy agradecido por nosotros sus hijos. Después de pensarlo mucho creo que él además de ser nuestro papá, ha sido el profesor y formador de muchos venezolanos que hoy están fuera y dentro de Venezuela y cómo sabemos los seguros de los profesores universitarios, en Venezuela, que realizan tan loable labor, son muy limitados.

Agradezco todo lo que cada uno de ustedes pueda hacer en este sentido. Cualquier ayuda por pequeña que sea será bienvenida. Ayúdanos a difundir esta historia y a darles una esperanza de vida a mis padres.

De corazón mil gracias,

Sus hijos Lucia, Maria Jose y Humberto José

Campaña  GoFundMe:
Otras cuentas para donaciones en Venezuela:
Humberto Njaim
CI 2060435
Banco Mercantil
Corriente
0105-0020691020463570
Maria Lucia Njaim Carrero
CI: 14.484.411
Banco Venezolano de Crédito
Corriente
0104-0087220870006632

jueves, marzo 15, 2018

Hoy se cumplen 160 años de la "Revolución de marzo" la cual terminó con la década de los Monagas


Marzo es el mes de la Rebelión
Carlos Balladares Castillo

Resultado de imagen para revolución de marzo de 1858El 15 de marzo de 1858, el General José Tadeo Monagas renunciaba a la Presidencia de la República, y de esa manera se terminaba una década de autoritarismo, decadencia y corrupción. El movimiento que le dio fin es conocido como la Revolución de Marzo, aunque todos sabemos que toda insurrección o golpe de Estado en el siglo XIX ha tendido a ser calificado como revolución. Se cumplen 160 años de esos hechos, pero son pocos los que lo conocen; aunque hasta hace unas décadas se tendía a pensar que no podría haber peor Presidente que el jefe de dicha rebelión: el General Julián Castro (1810-1875). Ante los méritos de otros para lograr ese sitial, al menos se ha ganado el olvido de su desprestigio. Aquellos sucesos, aunque lejanos, nos sirven como recordatorio de importantes enseñanzas de la acción política.

La rebelión fue fruto de un cansancio nacional, de un gran y extendido hastío ante los Monagas y sus pretensiones de perpetuarse en el gobierno por medio de la manipulación del poder constituyente. El General José Tadeo reformó la Constitución estableciendo la reelección indefinida y la elección de los gobernadores por el Presidente, por solo nombrar dos de sus importantes cambios que generaban la apariencia de cierta consolidación. Pero la crisis no era solo política sino también fue la corrupción, el nepotismo, el abuso de poder (desde el asalto al Congreso el 24 de enero de 1848 se había convertido en una autocracia, fecha que fue decretada fiesta nacional) y la represión por medio de la censura y el asesinato político; y el haber generado una profunda crisis económica y social ante la ausencia de respuestas adecuadas ante la caída de los precios del café entre otros problemas. Estos hechos son explicados por el historiador Robert P. Mattews tanto en su entrada relativa a la Revolución de marzo en el Diccionario de Historia de Venezuela de la Fundación Polar como en su artículo: “La turbulenta década de los Monagas 1847-1858” (1976). La inseguridad no paraba de crecer en el campo (donde vivía más del 80% de la población) y se formaron bandas de guerrilleros que fueron forjando el caudillismo que se instalaría en las décadas siguientes. El país había entrado en una situación que se hacía inaguantable, de manera que cuando se dio el levantamiento, nadie salió a defender al dictador a pesar de las recientes palabras que hablaban de lealtad.

Resultado de imagen para tomás straka julián castroPara comprender la insurrección hay que conocer bien a su jefe principal, y para ello les recomiendo la magnífica biografía escrita por el amigo y excelente historiador: Don Tomás Straka. Es un breve texto publicado en el 2007 dentro de la colección “Biblioteca Biográfica Venezolana” (el número 55) de El Nacional y Bancaribe. En la misma nos dice: “Cuando un régimen y un caudillo parecen más consolidados que nunca, todo, abruptamente, se viene abajo. (…) Nada mueve más a los opositores ni los hace más osados que la imposibilidad manifiesta de tomar el poder, aunque sea algún día (…)” (pág. 39). De esa forma se comienza a dar el acercamiento entre fuertes rivales: conservadores y liberales, que terminan de ver (o éste se les ofreció, no hay gran claridad en los pasos de la conspiración) en el General Julián Castro (gobernador de Valencia), un jefe de consenso y con el mando de tropas. Muchos seguramente llegaron a dudar al pensar: ¿va a alzarse un oficial que ha logrado ascender militarmente y socioeconómicamente gracias a su lealtad a los Monagas? Fermín Toro, citado por Straka, afirmó: “Pedíamos los que conspirábamos un jefe al cielo y a la tierra, y ese jefe no aparecía; unos derrotados; otros, perseguidos; otros, fuera del país; solo el General Castro tuvo el valor de decir: Pongo mi espada en la balanza y me lanzo a combatir al que oprime ha diez años Venezuela” (p. 43). A pesar de ello siempre estará la duda si en caso que haya sido “electo”, la razón fue por el hecho que éste daba la impresión de ser manipulable, controlable. Parecía perfecto para la transición, parecía nada más.

No es tema de este breve artículo lo que ocurrió después, pero muchos lo saben bien: no se supo aprovechar la unidad que se logró para la conspiración ni la que se proclamó sin cesar en discursos, escritos y espíritus. Salimos del desastre para entrar en un caos mayor: la Guerra Federal (1859-1863) con sus secuelas de muertos, caudillos y más penurias y miserias. Hay tiranos que se llenan la boca con éste tipo de ejemplos, y se venden como la garantía de ser un mal menor. Parecen decirnos: “sufran conmigo que con la oposición será peor”. Es un chantaje intolerable que busca destruir nuestra condición de ciudadanos, del deber de asumir el destino de la Nación. Los demócratas siempre lo harán mejor que los autoritarios, de eso no me cabe la menor duda.

lunes, marzo 12, 2018

El próximo sábado 17 de marzo a partir de las 5:30 pm el profesor Daniel Terán Solano charlará sobre historia

La imagen puede contener: 1 persona, sentado
La Academia Nacional de la Historia anuncia @anhvenezuela:


El próximo sábado 17 de marzo a partir de las 5:30 pm volveremos a los espacios de la Plaza de Cumbres de Curumo. Esta oportunidad nos acompañará el Prof. Daniel Terán.#LaHistoriaTomaLaPlaza

No hay texto alternativo automático disponible.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...